martes, 31 de diciembre de 2013

CLÁSICOS DE LA NAVIDAD

Cuando piensas en la Navidad te vienen a la cabeza multitud de imágenes y situaciones. A modo del concurso "Un, Dos, Tres...", por veinticinco pesetas, digamos algunas de ellas (no todas, porque si no, esto no se acabaría nunca).

  • Cortylandia. Recuerdo de pequeño que era un día especial ir a verlo. Te pasabas el día cantando su canción (Cortylandia, cortylandia, vamos todos a cantar. Alegría en este mundo porque ya es Navidad). Nunca olvidaré el que dedicaron a Gulliver. Aquella mano gigantesca que levantaba a un liliputiense me marcó. Ahora de mayor, cuando voy con las peques me parece todo muy cutre y a ellas tampoco les entusiasma mucho.




  • Anuncios en la tele. Hay un montón de clásicos, el de las burbujas de Freixenet, el del turrón El Almendro (Vuelve, a casa vuelve, por Navidad). Muchos son para hacer la carta a los RRMM. Aquí el que más recordamos siempre (por lo menos los de mi generación) es el de "Mi primera colonia, Chispas". No estoy seguro de si algún año (creo que no) me la trajeron pero es otro recuerdo imborrable.




  • El discurso del Rey. (El de Juan Carlos, no la película). Me llena de orgullo y satisfacción. Creo que entero he visto solo uno, el del año pasado que fue cuando dijo que todos éramos iguales ante la ley. Pero claro, visto lo visto, en eso también nos mintió. (Siempre oí aquello de "no soy monárquico, soy juancarlista". Ahora cada vez quedan menos de los dos).


  • La película que nunca te pierdes. Cada uno tiene la suya, que si La vida de Brian, que si Que bello es vivr. Incluso alguno hay que siempre ve La gran familia (y aquello de -leerlo con la voz ronca de Pepe Isbert- ¡¡Chencho, ¿dónde estás?!!). Yo siempre recuerdo S.O.S. Ya es Navidad. Recuerdo que siempre (lo mismo no era siempre, pero yo lo recuerdo así) la echaban el día de Nochebuena, a una hora intempestiva. No es de las mejores películas de la historia (es más, estaría cerca de las peores) pero yo la recuerdo con cariño. 




  • La decoración navideña. Vivimos influenciados cada vez más por las películas americanas. Antes solo se ponía el nacimiento. Luego entró el árbol de Navidad. Y ahora hemos llegado a un punto que ponemos tanta iluminación en las casas que ya no sabes si llegas a tu casa o a una casa de citas. (Los de las eléctricas se frotan las manos con cada subida en Navidad en el precio de la luz). Eso sí, tened mucho cuidado con que cosas ilumináis.





  • Los dulces navideños. A mi no me gustan los mazapanes. Los polvorones, pues alguno me como. De los turrones, el blando ni de coña, y el duro, pues como los polvorones, algún trozo me como. Porque, básicamente, lo único que me gusta es el turrón de chocolate y concrétamente, el de
    Suchard. (También tiene canción "En estas navidades, turrón de chocolate, en estas navidades, turrón de Suchard")





Y ya paro porque esto daría para dos o tres posts más. Eso sí, para el final he dejado dos grandes clásicos más de dos personas completamente diferentes:


  • Una es un hombre que es mundialmente conocido por su trabajo. Lleva haciendo toda la vida lo mismo pero de una manera tan personal que triunfa siempre. Es de los artistas más imitados. Es más, a veces pienso, que estos últimos años él se imita a sí mismo. Supongo que ya sabéis quien es, ¿no?. Efectivamente, se trata del único cantante español con un disco de uranio, el gran Raphael. Y el clásico navideño no podía ser otro que "El tamborilero". Se han cumplido cincuenta años de la primera vez que lo grabó y para celebrarlo ha hecho este vídeo que no sé a vosotros, pero a mi me parece grandioso. Esa mezcla de imágenes es genial.





  • Y el último clásico lo es desde hace poco (tan poco,  que solo es clásico para mi y para algún amigo tan grillado como yo). Es una mujer que se ha "hecho" a sí misma (últimamente aún más), famosa no por escribir libros (ha "escrito" uno) si no por haberse metido en la cama con un torero y tener grandes frases como "Andreita, comete el pollo". Sí amigos, el último clásico de (mi) Navidad es EL PORTAL DE BELÉN. 




4 comentarios:

  1. Lo del portal es un clásico que no falta nunca!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que tú apreciarías el portal de Belén.

      Eliminar
  2. Ahhh te han faltado otro clásico Los fantasmas atacan al jefe !!! , peliculon!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que Los Fantasmas Atacan al Jefe es un peliculón, pero yo hablaba de los clásicos de cada uno, y el mío es SOS Ya Es Navidad.

      Gracias por pasarte, leerme y comentar.

      Eliminar